Lo que no resuelve la ANC: “Aquí no hay futuro para quienes aún no han conseguido nada”

Un día normal para mí es una eternidad porque paso todo el día trabajando y lo que gano no me alcanza…, con un kilo de arroz en 15 mil bolívares y la harina en 11 mil. Todo está demasiado caro y la plata no alcanza para nada ahorita”. Así es como el señor Juan Berrío, de 47 años de edad, describe su rutina como trabajador de la construcción.

Berrío tiene 18 años laborando como electricista y operador en las obras y asegura que su casa y la cosas que tiene las ha conseguido con su trabajo de hace años y trata de cuidarlas en la actualidad para no perderlas, porque cree que no podrá volver a comprarse bienes como su televisor, sus electrodomésticos y enseres. “Los muchachos que se quedan trabajando en el país no lograrán comprarse nada ni tener nada… Sinceramente, aquí no hay futuro para quienes aún no han conseguido nada. El que no tuvo en otra época no va a tener ahora”, reflexiona.

“Ahora gasto más y como menos”, dice con jocosidad este obrero que, por su experiencia, hoy día tiene el cargo de operador de máquina en una obra en la avenida Francisco de Miranda de Caracas. “Antes ganaba 30 o 50 bolívares y podía hacer un buen mercado, pero ahora no puedo comprar más de 10 mil bolívares de bistec”, apunta.

Con los 70 mil bolívares semanales (35.000 de salario y 35.000 de bono de alimentación) que le pagan a Juan no le alcanza “para vivir”. “Mi trabajo no me permite bachaquear y no puedo comprar carne o pollo para todos los días, porque entonces me lo tendría que comer solo”, dice.

Y aunque Juan vive solo, piensa en sus compañeros, que tienen cargos con salarios más bajos que el de él dentro de la obra y deben mantener a sus familias. “Tengo un hijo de 22 años y a veces lo ayudo, pero aquí todos los compañeros están pasando trabajo porque lo que ganan no alcanza para un día… Uno se levanta de madrugada, pasa trabajo para llegar… No es un trabajo que es matador, pero requiere esfuerzo”.

Luego de pasar 18 años levantándose a las 4:30 de la mañana, Berrío dice que “de haber tenido otra mentalidad” se habría planteado estudiar y tener un trabajo distinto. Sin embargo, no se queja y agradece a su país toda la experiencia y lo que sabe como obrero.

Sin futuro

“La verdad, en estos momentos uno no sabe qué puede decir y qué no puede porque no sabes qué pueda perjudicarte”, dice este hombre.

Y aunque no está seguro de que las protestas de calle sean la solución, tampoco participó en la elección de la asamblea constituyente porque no cree que sea la salida: “Lo único que he visto que ha cambiado ha sido que ya no hay protestas, pero más nada”. En este sentido, Juan se siente preocupado por su futuro y no está seguro de que hará cuando ya no sea contratable en el área de la construcción por su edad.

Al preguntarle sobre cómo ve su vejez en Venezuela dice: “Pienso que con mi jubilación montaré un negocio y viviré de los intereses que me dé, pero tengo que esperar por eso, porque con esta crisis quién puede ahorrar algo”.

https://elpitazo.com/mi-pitazo/lo-no-resuelve-la-anc-aqui-no-futuro-quienes-aun-no-conseguido-nada/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: