Santander vende a Blackstone el 51% del ladrillo de Popular: su área inmobiliaria vale 10.000 millones

El desguace ha comenzado. Santander ha vendido el 51% de la cartera de inmuebles adjudicados, créditos dudosos procedentes del sector inmobiliario y otros activos relacionados con esta actividad de Banco Popular al fondo Blackstone. Se trata de la primera venta de activos y su valor se estima en unos 5.100 millones de euros.

En virtud de este acuerdo, la entidad creará una sociedad a la que Popular traspasará activos con un valor bruto contable agregado de 30.000 millones de euros y el 100% del capital de Aliseda, compañía que volvió a ser propiedad de Popular a finales de junio, tras su resolución y posterior venta a Santander.
Esta venta se produce tras un proceso de selección competitivo al que optaron tres compañías internacionales, de entre las que fue elegida Blackstone por “plantear la mejor oferta” en términos económicos y en cuanto al plan estratégico, según ha explicado la entidad.
La firma de este acuerdo se produce después de que la Comisión Europea autorizara sin restricciones la adquisición de Popular por parte de Santander al considerar que la fusión “no plantea problemas de competencia”.

GESTIÓN DE BLACKSTONE, PARTICIPACIÓN DE POPULAR

La nueva compañía estará participada en un 51% por Blackstone, que toma así la participación mayoritaria, y un 49% por Banco Popular. La gestión del patrimonio de la sociedad conjunta será asumida por Blackstone conforme al plan de negocio que ha diseñado y cuya ejecución se concretará bajo su dirección.

Con el traspaso a la nueva sociedad, Popular desconsolidará de su balance este conjunto de activos. Rodrigo Echenique, presidente de Santander España: “Estamos muy satisfechos con el acuerdo alcanzado con Blackstone. La operación nos permitirá reducir significativamente la exposición inmobiliaria en el balance y seguir consolidando el banco para centrar todos nuestros esfuerzos en la actividad comercial.
Es, además, un paso importante para la integración de Popular en Santander y muestra la capacidad de ejecución del Grupo. El interés que ha despertado la operación entre inversores internacionales es una señal inequívoca de confianza en la economía española y damos las gracias a todos los que participaron en el proceso”.
John Gray, responsable global de Inmobiliario de Blackstone, afirmó: “Esta importante inversión refleja nuestra confianza en la fuerza de la recuperación económica de España. Estamos encantados de asociarnos con Santander para maximizar el valor de la cartera”.
Se estima que la operación tendrá un impacto positivo en el capital CET1 fully loaded de Grupo Santander de 12 puntos básicos. A ello se suma la recuperación de cinco puntos básicos que se consumían como resultado de la compra del 51% de Aliseda por Banco Popular.
Está previsto que la operación, que está sujeta a las autorizaciones correspondientes y los ajustes habituales en este tipo de transacciones, se cierre en el primer trimestre de 2018. Pedro Pablo Villasante, consejero independiente de Banco Popular, ha supervisado el proceso de venta de estos activos, proceso en el que ha contado con el asesoramiento del banco de inversión Morgan Stanley.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s