(Panamá) Foráneos impactan poder adquisitivo del panameño

La economía panameña, con un crecimiento sostenido por más de una década, se ha convertido en una especie de imán para los extranjeros, una situación que ha abaratado la mano de obra panameña y ha incrementado la tasa de desempleo e informalidad, impactando así el poder adquisitivo.

En ese mismo periodo, la entidad aprobó 15 mil 776 residencias hasta el 31 de julio, una cantidad superior a los 10 mil 266 permisos de trabajo que ha otorgado el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

De enero a julio del presente año ingresaron a suelo istmeño un millón 786 mil 208 extranjeros, según datos del Servicio Nacional de Migración (SNM).

La economista Maribel Gordón destaca que la cantidad de extranjeros que logran adquirir permisos laborales no concuerda con la cifra de migrantes que están en el mercado laboral, lo cual indica que hay una fuerza de trabajo ilegal ocupando puestos de los nacionales.

Desempleo
En medio de una acentuada desaceleración, que genera una menor cantidad de puestos de trabajo, la cantidad de mano de obra extranjera más barata desplaza a muchos panameños, concluyen algunos especialistas.

En los tres últimos años la tasa de desempleo en Panamá se ha incrementado notablemente.

Hasta marzo de 2017 la tasa de desempleo se ubicó en 5.6%, mientras que en 2014 era de 4.1%, según la Contraloría.

No existen indicios de que la situación cambie. Los contratos de trabajo registrados por el Mitradel, de enero a junio de este año 2017, sumaron 219 mil 934, mientras que el año pasado en los mismos seis meses ascendieron a 226 mil 381, lo que refleja que este año hay 6,447 contratos menos.

El titular de la cartera de Trabajo, Luis Ernesto Carles, recientemente declaró que hay un aproximado de 153 empresas a las que ha multado dos y tres veces por contratar empleados extranjeros de manera ilegal, pero persisten en la práctica.

Por esta razón, se aprobó un proyecto de ley en la asamblea para aumentar las multas y poder hacer público el nombre de las empresas infractoras.

La iniciativa establece que toda empresa o comercio que contrate migrantes informales será sancionado con multas por cada trabajador en condición de ilegalidad; en primera instancia con $500, la segunda vez con $1,000 y por tercera vez con $10 mil.

Eduardo Gil, de Convergencia Sindical, señaló que la ley puede en cierta forma ayudar a minimizar esa tendencia del sector empresarial de querer abaratar el costo de mano de obra a través de la contratación ilegal de trabajadores inmigrantes.

Pero para Gordón, en Panamá la migración de extranjeros siempre se ha manejado como un negocio de las autoridades gubernamentales en detrimento de los panameños.

Así mismo argumenta Erasmo Cerrud, el secretario de defensa del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares (Suntracs), quien indica que los culpables del problema migratorio son los grupos del poder.

Sin embargo, los empresarios manifiestan que lo que sucede es que no hay mano de obra calificada en el país, situación que rechazan economistas, sindicatos y organizaciones de profesionales.

Gordón es una de las voces que rechazan este argumento y sostiene que más del 17% de la población profesional en el país hoy está desocupada.

La Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), denunció, la semana pasada, que incluso el Ministerio de Obras Públicas realizó una contratación directa a favor de Ignacio Prieto Sánchez, de nacionalidad española, para la asesoría técnica de gestión y seguimiento de varios proyectos de la entidad.

“Es absurdo que el sector empresarial manifieste que en Panamá no hay mano de obra calificada, cuando en los últimos 10 años hemos tenido el mejor crecimiento económico de América Latina”, consideró Cerrud.

Más informalidad

Paralelo a la proliferación de extranjeros, en el país ha aumentado el empleo informal, según lo muestra el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) de la Contraloría.

La entidad detalla que en 2014, el 37.1% de la población económicamente activa tenía un empleo informal, pero en agosto de 2016 la cifra ascendió a 40.2%, lo que representa 583 mil 940 personas.

El presidente de la Asociación de Buhoneros de Panamá, Juan Jiménez, aseguró que el sector informal se encuentra invadido de extranjeros.

Jiménez ve con preocupación la situación y señala que a los nacionales se les restringe, mientras que los extranjeros hacen lo que les da la gana, a la vista de las autoridades.

Cifras

836 millones 538 mil dólares en remesas enviaron los extranjeros a sus países, en 2016.

$3,119 millones 241 mil han enviado los extranjeros a sus países en los últimos cuatro años.

http://www.loqueseoculta.informe25.com/2017/08/panama-foraneos-impactan-poder.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: