EL PITAZO: Amaneció sin que la MUD dejara clara la ruta

Aunque la Mesa de la Unidad Democrática prometió que no habría “baranda” ni mayores retrasos para conocer los resultados de la jornada de consulta popular que se hizo este domingo 16 de julio, la verdad es que sí hubo espera.

¿Las razones? En primera instancia porque el conteo manual y algunos incidentes, como el de Boconó, a la hora de la contabilización retrasaron los escrutinios finales y también porque los líderes de los diferentes partidos que integran la MUD no se ponían de acuerdo con el contenido del documento político que leerían una vez se conociera la participación.

“Es normal que haya debate, que estemos discutiendo, acá se están definiendo muchas cosas y es lo bueno que haya diversidad”, reveló una fuente de la Unidad como parte de la justificación.

Parte de las mesas electorales distribuidas en el país cerraron pasadas las cuatro de la tarde. Para esa hora, el diputado y dirigente de Voluntad Popular, Freddy Guevara, asomó que habían superado los cinco millones de personas que participaron.

Desde las seis de la tarde comenzaron a llegar al Teatro Chacao, lugar donde funcionó el comando de campaña opositor, los diferentes actores políticos. Tras unas barandas de seguridad comenzaron a congregarse ciudadanos comunes con banderas, pitos y aplausos esperando escuchar muy temprano los resultados. Para la medianoche apenas quedaban unos cuantos entusiastas y Wuilly Arteaga, el violinista que enfrentó la represión.

El primer pronunciamiento de la postjornada lo hicieron los llamados garantes del proceso, que eran los rectores de las universidades autónomas del país.

Benjamín Scharifker, rector de la Universidad Metropolitana, afirmó que el proceso se desarrolló con alegría. Hasta ese momento, el escrutinio era muy escueto, por lo que aseguró que en “breve”. Desde ese momento transcurrieron cuatro horas y media hasta que le volvieron a hablar al país.

Apoyo sin miramientos

Las declaraciones más contundentes y contestatarias la realizaron los cinco expresidentes que viajaron a Venezuela para ser acompañantes de la consulta popular. Laura Chinchilla de Costa Rica; Andrés Pastrana de Colombia, Jorge Tuto Quiroga de Bolivia y Miguel Ángel Rodríguez de Costa Rica coincidieron en algo: exigir a los países de la comunidad internacional hacer respetar el resultado de la consulta “legítima”.

expresidentes_16dejulio_consultapopular_vanessatarantino-4-1024x682

“Frente a las balas han respondido con votos. Frente a la represión ustedes han respondido con democracia. Eso el mundo lo tiene que ver. No podemos exigirles una lucha infinita. Hoy el pueblo venezolano habló. No hay espacio, jefes de gobierno, para la indiferencia a lo que los venezolanos han manifestado. Reconozcamos esta consulta popular. Es una jornada apegada a la Constitución y a las leyes de esta República”, afirmó la expresidenta Chinchilla, quien además destacó el encuentro que tuvieron con los familiares de los jóvenes caídos durante los 107 días de manifestaciones.

Los acompañantes se desbordaron en halagos para el civismo, la democracia y el ímpetu de los venezolanos de querer resolver las diferencias por la vía electoral.

El expresidente colombiano, Andrés Pastrana señaló que con ¼ de la participación, la oposición podría lograr más que con lo que obtuvo al ganar la Asamblea Nacional.

“Gloria al bravo Pueblo”, sentenció el expresidente Quiroga en su brevísima intervención, en la que dijo que el gobierno tenía el efecto Rey Midas al revés, “el oro lo convierte en lata”.

La hora de la verdad

A las 10:08 pm, el telón rojo del Teatro Chacao cerró y parte de los presentes comenzaron a hacer bromas alegóricas con la famosa baranda del CNE y el “Telón Libertador”.

Como si de un espectáculo se tratara, algunos de los presentes empezaron a aplaudir pasadas las 11 de la noche buscando que salieran los actores principales de la noche: los rectores de las universidades autónomas con sus cifras.

Fue a las 11:38 de la noche que salieron Cecilia García Arocha, José Virtuoso y Benjamín Scharifker a dar los tan esperados números: 7.186.170 votos totales, de esos 6.492.381 fueron en Venezuela y 693.789 en el exterior.

La pregunta más votada fue la segunda, relativa a la exigencia a las Fuerzas Armadas de hacer respetar la Constitución y respaldar las decisiones de la AN.

La menos votada fue la creación de un Gobierno de Unidad Nacional, incluso esta última fue la que mayores votos “No” obtuvo.

“Quiero destacar y rescatar que este es un gran país, que le mandó un mensaje claro al Ejecutivo nacional y al mundo. Esta es una consulta popular que ratifica los valores democráticos. No hay duda que cualquier cadena que se pretenda hacer para descalificar estos resultados los defenderemos con la dignidad que lo hemos hecho hoy. Queríamos y queremos votar, queremos hacer los cambios por la vía participativa”, señaló García Arocha.

El rector Scharifker afirmó que en los próximos días, una vez se hagan las auditorías necesarias, quemarán los cuadernos electorales y todo el material a fin de resguardar la identidad de los ciudadanos que participaron. Asimismo, destacó que no se hizo comparación con el patrón electoral porque no tuvieron acceso a él.

“Los venezolanos estamos hechos genéticamente para la democracia”, finalizó el rector de la Upel, Raúl López Sayago.

El agradecimiento y no más

Ya era lunes 17 de julio cuando Julio Borges como vocero de la Unidad, y rodeado por los demás líderes de la MUD, salió a dar el discurso político de la noche. Con una gran pantalla de luces en la que se leía “GRACIAS”, afirmó que había muchos motivos para sentirse orgullosos de ser venezolanos.

En su discurso de agradecimiento a los ciudadanos por la participación y la organización de este 16 de julio, el presidente de la AN, Julio Borges, señaló que el pueblo habló y pedía al gobierno de Nicolás Maduro que escuchara. No obstante, afirmó que será este lunes cuando expliquen cómo se transformará ese “mando” que le dieron los votos al Parlamento.

“Para quienes se preguntan qué significan esos siete millones de votos les doy una idea. Cuando se convocó la Constitución en 1999 votaron cuatro millones de personas; cuando se aprobó esa Constitución, que es la que está vigente, votaron poco más de cuatro millones y medio de personas; En la reforma constitucional votaron menos de cuatro millones y medio de venezolanos; y cuando Maduro ganó las elecciones que sabemos que no las ganó fue con menos gente de la que votó hoy. Eso significa que con los votos que manifestó el pueblo venezolano, matemáticamente Nicolás Maduro está revocado. Ese era el miedo del referendo revocatorio. Por eso no quieren hacer elecciones más nunca”, sentenció Borges.

El 16 de julio cerró con resultados con 95% de lo escrutado y el 17 de julio inició con el vacío de cuáles serán los pasos siguientes, una vez que la oposición se alzó con 7.186.170 votos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: