(Panamá) Fiscalía exige pena máxima para hombre acusado por asesinato de cinco personas

El Ministerio Público de Panamá pidió la pena máxima por homicidio para el asesino confeso de cinco personas, el estadounidense William Dathan Holbert, durante un juicio cuyo resultado se conocerá en un mes.

La Fiscalía también pidió la condena máxima por robo y homicidio para la expareja y connacional de Holbert, Laura Michelle Reese, con quien fue detenido y enviado desde Nicaragua a Panamá el conocido como “Salvaje Bill”, en 2010.

Los tres magistrados que dirigieron el denominado juicio en derecho, sin jurado de conciencia por elección de los procesados, se acogieron al término de 30 días para emitir su decisión, tras escuchar los alegatos de las partes.

“Yo los maté. Un hombre debe pagar por sus errores. Mis errores son graves y no tienen excusa. Por mi egoísmo y maldad hay cinco personas que no están vivas. Acepto la responsabilidad por mis acciones y acepto mi castigo. Pido perdón al Estado panameño, a los familiares de las víctimas y a Dios”, dijo Holbert ante los magistrados, en la ciudad de David.

El fiscal segundo superior de Bocas del Toro -lugar donde ocurrieron los asesinatos-, Emeldo Márquez, dijo a periodistas que estima que la pena aplicada no podrá ser inferior a los 40 años de prisión.

Claudia Alvarado, defensora de los acusados, pidió sin éxito un acuerdo de pena de 21 años de prisión, a lo que Márquez se negó con el argumento de que los hechos acontecidos son muy graves y están acreditados en la investigación.

Alvarado llamó por tanto a los magistrados a que pongan la pena que corresponda, porque su representado asumió su responsabilidad y mostró una conducta de colaboración durante la investigación.

En el caso de Reese, su defensor público, Carlos Rodríguez, alegó que no es culpable sino una víctima de “Salvaje Bill”, porque desconocía de las actividades ilícitas del hombre.

Los magistrados del juicio en derecho, que duró unas tres horas, fueron Carlos Cuesta, Carmen De Gracia y Asunción Castillo.

Holbert confesó en 2010, al ser detenido, que había asesinado a cinco estadounidenses a quienes enterró en una finca de su propiedad en la provincia caribeña de Bocas del Toro.

Los hechos se remontan a entre 2008 y 2010, cuando se descubrió la serie de asesinatos de extranjeros que residían en esa región turística y a quienes les robaron sus bienes y propiedades inmuebles.

Holbert y Reese, capturados en julio de 2010 en Nicaragua y enviados a Panamá, tienen que responder por el delito de robo y homicidio en perjuicio de Bo Barry Lawrence Icelar, Michael Brown, Manchittha Nankratoke Brown, Watson Seaward Brown y Cheryl Linda Hughes.

Un Tribunal Superior de Justicia acumuló los procesos penales en contra de Holbert y Reese, por orden de la Corte Suprema de Justicia del 26 de septiembre de 2013.

http://www.loqueseoculta.informe25.com/2017/07/panama-fiscalia-exige-pena-maxima-para.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: