PANAMEÑOS IMPLICADOS EN COIMAS DE ODEBRECHT

Un presunto encubrimiento a altas figuras de la administración Varela ven opositores al varelismo en el hecho que la Procuraduría General de Panamá no ejerza acciones contra más de 50 panameños involucrados en el escándalo de coimas de Odebrecht, restando relevancia a informaciones provenientes de Brasil y considerando no necesaria la ayuda de la justicia brasileña. Las investigaciones sugieren movimientos sospechosos en la cuenta de Credicorp Bank a nombre de Constructora Sur. Parte de los movimientos bajo sospecha de coimas fueron realizados por el cuñado de “Popi” Varela, hermano del presidente Juan Carlos Varela, a través de una compañía de seguros, y el diputado Jorge Alberto Rosas, quien habría recibido más de 1.5 millones por supuestos honorarios legales. La población panameña exige que quien haya recibido coimas pague por ello, pertenezcan o no al partido Cambio Democrático, sean arnulfistas o del PRD. En la primera licitación importante de la administración Varela, además de 550 millones de dólares, se estableció que Odebrecht debía ir en consorcio con la Constructora Urbana (CUSA), aunque nunca antes habían sido socios, con lo cual a Rogelio Alemán, presidente de CUSA y amigo de toda la vida de altas figuras del varelismo, obtendría una parte del negocio. Pero la avaricia, habría conducido a la traición. Las sociedades extramuros de Alemán y el varelismo se comparan con las de Stanley Motta y los varelistas en diversos negocios en puertos, aeropuertos, etc. En otras investigaciones se reflejan transferencias sospechosas recibidas en EEUU, de otra empresa, por un contrato firmado por el secretario de metas de la Presidencia, Carlos Alberto Duboy, en el Ministerio de Vivienda (MIVI). Otro caso es el de Peter Vallarino, quien representa a las empresas Rodsa y Acciona. Comenzando el gobierno de Varela le cancelaron un contrato a Acciona de 180 millones de dólares por un hospital oncológico que ya estaría construido. Posteriormente mediante negociaciones, se le han efectuado adjudicaciones a Acciona por 600 millones de dólares y podría ser la que gane la Línea 3 del Metro de Panamá, lo cual parece no ser fortuito. En definitiva, la población panameña sólo desea que sean quienes sean los corruptos, paguen su deuda con la sociedad. – Adrián Ramírez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: