(ESPAÑA) PROPONEN A EXPRESIDENTE DE INDRA PARA PRESIDIR OPENBANK, EL BANCO ‘ONLINE’ DEL SANTANDER

Ana Botín quiere dar un aire nuevo a Openbank, el banco ‘online’ del Grupo Santander, en pleno proceso de transformación. Además de abrir oficinas y de cambiar el logo del que fuera uno de los proyectos estrella, la presidenta de la entidad financiera quiere remodelar el consejo de administración de su filial, con la que pretende alcanzar los 30 millones de clientes digitales el próximo año. Su pretensión es que este proyecto lo lidere Javier Monzón, expresidente de Indra. Según han confirmado fuentes próximas al Banco Santander, Ana Botín ha decidido renovar las estructuras del banco ‘online’ creado en 1995 bajo la dirección de Ana María Llopis, actualmente presidenta de Supermercados DIA. Y va a empezar por el órgano de gobierno, en el que ahora están históricos de la casa como Federico Ysart Álvarez de Toledo, Antonio Escámez Torres, Emilio Novela, Antonio Eugenio Poudereux y José Manuel Arburúa, hijo de un exministro de Franco y exdirector general de Banif. Lo cierto es que Botín ya nombró, cuando aterrizó en la presidencia del Santander, a varios de sus hombres de confianza como consejeros de Openbank. Entre ellos, a Rodrigo Kuri, director general de innovación, y a Ezequiel Szafir, un exdirectivo de Amazón y Cortefiel que fue designado consejero delegado en septiembre de 2015. Además, sumó al consejo a Rami Aboukhair, el máximo responsable del Santander España. Pero ahora quiere coronar la jugada con el nombramiento de un presidente tras la destitución el pasado año de José María Fuster Van Bendegem. El elegido es, según han asegurado las fuentes, Javier Monzón, el que fuera durante más de dos décadas presidente de Indra hasta enero de 2015. Pese a su áspera salida de la compañía participada en un 18,75% por el Estado, Ana Botín mantiene una buena relación con el exdirectivo. Monzón, por ejemplo, compró la compañía Razona a la hija de Emilio Botín. Razona era la consultora de tecnología que la actual presidenta del Santander montó en 1999 cuando tuvo que dejar temporalmente sus funciones ejecutivas en el banco en plena integración con el Central Hispano. La relación de la presidenta del Santander con el ex primer ejecutivo de Indra viene de lejos, cuando la empresa pública le compró su consultora de IT. Aquella compañía, bautizada inicialmente como Coverlink, tuvo como directiva principal a Ana María Llopis, a quien la banquera fichó precisamente desde Openbank. Esta empresa fue adquirida el 2 de febrero de 2002 por Indra. En ese momento, la consultora de internet facturaba 4,5 millones y tenía una plantilla de 65 personas. Ana Botín traspasó aquel proyecto apenas tres días después de que volviese al grupo financiero como presidenta de Banesto. YA ES CONSEJERO DE SANTANDER ESPAÑA. Botín correspondería a Monzón cuando, tras verse obligado a abandonar el cargo de primer ejecutivo de Indra, lo propuso como miembro del recién creado consejo del Santander España. Por su parte, Javier López Madrid lo designó consejero de Ferroglobe, la filial estadounidense de OHL. Ahora, Botín quiere promocionarle aún más designándole presidente de Openbank, aunque fuentes oficiales aseguran que, en un primer estadio, solo está propuesto como consejero. El nombramiento está pendiente de la aprobación del Banco de España, que tiene que analizar las capacidades del candidato, su currículo y sus posibles incompatibilidades. Es lo que se denomina el ‘test de idoneidad’. Santander también ha preguntado si la designación tendría que pasar el escrutinio del Banco Central Europeo. Monzón mantiene aún una relación contractual con Indra. De hecho, en 2016 percibió tres millones de euros adicionales por un pacto de no concurrencia y tiene derecho a otro millón más con cargo a las cuentas de 2017. Indra tiene una división de consultoría financiera que hace proyectos para otras entidades bancarias, por lo que el Banco de España deberá estudiar si existe alguno tipo de concurrencia. También tendrá que analizar posibles consecuencias de la investigación de la Guardia Civil en la sede de Indra en busca de pruebas por la llamada operación Lezo, ya que las pesquisas se centran en los contratos con la Comunidad de Madrid entre los años 2007 y 2011, fechas en las que Monzón presidía la compañía. A día de hoy, su honorabilidad se encuentra intacta, ya que no ha sido imputado y ni siquiera ha tenido que declarar.

http://www.noticiascandela.informe25.com/2017/06/notas-del-dia-02062017.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s